Sevilla: UNION PROTECTORA Y DEFENSORA DE ANIMALES

Manifestación 5 febrero: No a la caza

El próximo día 5 de febrero 25 ciudades en España se unirán para decir alto y claro una vez más NO A LA CAZA, a través de las manifestaciones convocadas por la Plataforma NAC.

Como todos sabemos, al terminar la temporada de caza comienza el segundo infierno para los perros que han sido usados en esta práctica, y decimos segundo porque el primer infierno ya lo hemos comprobado en los últimos meses con el goteo contínuo de galgos, podencos y otros tipos de perros que van aparciendo mientras la temporada está abierta. Miles de perros de estas caracteristicas aparecen atropellados, abandonados o entregados en perreras y protectoras porque no valen mientras la temporada está abierta, y otros miles serán abandonados cuando termine ya que ahbrá nuevos miles “generados” para la siguiente. Solo nosotros podemos parar esto, porque nosotros vivimos estos infiernos con ellos.

UPRODEA quiere adherirse a la convocatoria y aunque no lleva representación oficial si que quiere alentaros a todos a participar el próximo domingo día 5 en Sevilla, a las 12 en el Prado de San Sebastián y de esta forma gritar juntos NO A LA CAZA!!.

Hay muchos “Dauros” que necesitan familia

Como muchos de vosotros sabéis, el día 2 de enero nuestro Dauro, un maravilloso perro que llegó a nosotros  maltratado, hizo una aparición estelar en el programa de Antena3, El Hormiguero.

El actor Dani Rovira, conductor de la sección “Amores perros” dedicada a dar a conocer casos de maltrato y concienciar a la sociedad para la adopción lo dijo claramente: “detrás de cada protectora hay muchos otros que no son famosos, que no son mediáticos que también lo necesitan” y así es.

Dauro se hizo famoso y ha tenido un aluvión de solicitudes de adopción, en breve lo veremos disfrutando de su nueva familia pero hay que recordar que nuestro refugio está lleno de perros y gatos, que necesitan una familia al igual que él. Cada uno de ellos tiene su historia de abandono y/o de maltrato, y a pesar de que con nosotros están bien atendidos, tienen cuidados y cariño, ellos necesitan pertenecer a familias menos numerosas que la nuestra, que les den más, de forma que compartir una cama o un comedero no sea una lucha, y tienen derecho disfrutar de largos paseos y de grandes sesiones de caricias y juegos.

Pero lo más importante sin duda es que todo el peludo que encuentre una familia deja un huequito para que otro sea salvado del abandono o del maltrato.

SIN ADOPCIONES NO HAY POSIBILIDAD DE SALVAR A OTROS.